Entradas recientes

 

Segunda Presidencia

:: PJ Bonaerense :: / Segunda Presidencia

1952 – 1955

LA PRIMERA FÓRMULA PERÓN – PERÓN

El 20 de febrero de 1951 el Consejo Superior del Partido Peronista y la Confederación General del Trabajo ? C. G. T.- comenzaron con la campaña para reelección de Perón.

En agosto la C. G. T. postuló  la fórmula Perón – Perón por la que se reconocía la obra de Eva Perón tanto en el Partido Peronista Femenino como en la acción social desarrollada desde la FundaciónEva Perón.

El 22 de agosto se organizó el Cabildo Abierto en la Avenida 9 de julio que postulaba y aclamaba la candidatura de Evita.

Evita, desde el Edificio Histórico del entonces Ministerio de Bienestar Social en la Avenida 9 de Julio, habló a la multitud.

2presidencia1Fue prácticamente su último mensaje directo, de hecho un diálogo con su pueblo, en el que solicitó unos días para tomar su decisión.

El 31 de agosto, Evita, por mensaje en cadena radial, anunció su renuncia, aunque la efeméride peronista recuerda el día del Cabildo Abierto como Día del Renunciamiento.

 

 

 

 

REELECCIÓN DE PERÓN

La campaña de la fórmula Perón – Quijano comenzaría inmediatamente con propaganda por toda la calle Florida.

Sin embargo, esa campaña estaría teñida por algunos hechos graves como la conspiración al mando del Gral. Benjamín Menéndez el 28 de septiembre por la que el Congreso dictó el Estado de guerra interno que ponía a cualquier habitante a disposición del Poder Ejecutivo y suspendió provisoriamente la propagandas para las elecciones.

La oposición se presentaba con las siguientes fórmulas:

  • Partido Conservador: Reinaldo Pastor – Vicente Solano Lima.
  • Partido Socialista: Alfredo Palacios – Américo Ghioldi.
  • Partido Demócrata Progresista: Luciano Molinas ? Juan José Díaz Arana.
  • Partido Comunista: Rodolfo Ghioldi – Alcira de la Peña.
  • Partido de la Unión Cívica Radical: Ricardo Balbín – Arturo Frondizi.

Por la Ley 13.010, luego de un complejo proceso de empadronamiento organizado por la propia Evita, las mujeres podrían sufragar por primera vez.

Eva Perón había sufrido un agravamiento de su enfermedad y el 11 de noviembre, cuando se realizaron los comicios, estaba internada, pero votó en el Hospital con la Libreta Cívica Nº 00.000.001.

La fórmula Perón-Quijano obtuvo 4.745.157 votos, el 62% frente a la fórmula radical que logró 2.406.050, un 32%. Los demás opositores todos juntos sumaron el 4%.
Además de elegir, la mujer también pudo ser electa y por primera vez hubo 6 senadoras y 21 diputadas, todas del peronismo.

2presidencia3

2º MANDATO 1952 – 1955

2presidencia2El 4 de junio de 1952 Perón asume por segunda vez la Presidencia de la Nación.

Si el 4 de junio de 1946 estaba neblinoso, este 4 de junio se presentaba oscuro en perspectivas: su compañero de fórmula, Quijano, había fallecido.
Después de las elecciones parlamentarias de abril de 1954 asumiría el cargo de Vicepresidente el Alte. Alberto Tessaire.

Y si bien Evita lo iba a acompañar a la asunción, ya su estado era casi agonizante y moriría el 26 de julio de ese mismo año.

 

 

GABINETE DEL SEGUNDO GOBIERNO

c1

POLÍTICA INTERIOR

El objetivo principal era profundizar la justicia social, aunque en el plano interno se empezó a extremar el enfrentamiento peronismo-antiperonismo o contreras como se los llamaba por ese entonces. La palabra gorila sería posterior.

Al principio del 2º gobierno el 58% del producto bruto interno ? P.B.I.- correspondía a los trabajadores. Decidido a continuar con su política que le había dado buenos frutos en el primer gobierno, después de asumir, Perón convoca a los sindicatos y a los empresarios al Congreso Nacional de la Productividad con la idea que era básica para el Justicialismo: diálogo social nacional tripartito. Sólo así se podría enfrentar la crisis.
Lamentablemente a factores internacionales e internos el diálogo fracasa tanto por la actitud de los empresarios como de los gremialistas.

La situación internacional no era la misma de la primera postguerra y la política distributiva del primer gobierno era muy difícil de mantener.

Empezaron a producirse fricciones sociales. En abril de 1953 la C. G. T. llamó a una manifestación contra la situación económica. Fue la primera situación violenta y como consecuencia, al explotar algunas bombas, murieron cinco personas y hubo cientos de heridos. Algunos grupos del nacionalismo ultra como la Alianza Restauradora Nacionalista reaccionaron quemando la sede del Jockey Club y la Casa del Pueblo del Partido Socialista y atacaron las sedes del Partido Demócrata Nacional y la UCR.

Comenzó, a pesar de Perón y sus intenciones, una época de conflictos sociales y huelgas y en la Universidad siempre hubo una oposición muy clara al peronismo.

En 1954 Perón envió un Proyecto al Congreso para la sanción de una ley que incluía el divorcio -Ley Nº 14.394- con lo que la Iglesia Católica, que había apoyado y mucho al justicialismo, se enfrenta al gobierno.

En ese momento ya parecía que todo estaba superado a nivel económico y social y los otros partidos políticos estaban totalmente opacados frente a la fuerza avasalladora del peronismo.

Sin embargo, algunas sombras rondaban la Casa Rosada y la Patria: la oposición preparaba el golpe que generaría el bombardeo de junio de 1955 y finalmente triunfaría el 16 de septiembre del mismo año.

POLÍTICA SOCIAL

Su propósito fue estimular una verdadera democracia social con respeto y aumento de los derechos del trabajador, capacitación, mejora de las condiciones laborales y retribución justa por el trabajo y de las condiciones de vivienda.

En cuanto a Previsión, el Estado comenzó a proporcionar jubilación, seguridad, bienestar y asistencia social.

POLÍTICAS DE SALUD

En el área de Salud fue muy importante brindar los medios para lograr un sistema de salud moderno acorde con los tiempos, políticas de prevención y ampliación de las redes de agua potable.

POLÍTICA SINDICAL

Habiendo tenido siempre buena relación con los sindicalistas, se implementó el respeto de las garantías de libre asociación profesional, la facilitación de la acción social de los sindicatos y de los planes de turismo para todo el pueblo.

POLÍTICA EDUCATIVA

Se profundizó la defensa de la escuela pública para la formación física, moral e intelectual del pueblo basándose en los principios fundamentales de la doctrina peronista.

La relación de la primera gestión peronista y la Iglesia fue muy estrecha, pero debido a la sanción de la Ley de Profilaxis y la Ley del Divorcio la Iglesia se convirtió en opositora de hecho y de palabra. De ahí que se haya decidido quitar la enseñanza de la doctrina cristiana de la escuela primaria.

Asimismo se creó la Unión de Estudiantes Secundarios ? UES que tenía como fin la concientización política de los jóvenes y las actividades culturales y deportivas.

POLÍTICAS DE PRENSA – DIFUSIÓN Y CULTURAL

Hubo gran promoción de la cultura nacional de contenido popular, humanista y cristiano, inspirada en la cultura clásica y moderna y en nuestra cultura tradicional.

Este período se caracterizó por la polarización entre la prensa peronista y la opositora.

POLÍTICA ECONÓMICA Y FINANCIERA

En cuanto al terreno económico tampoco existían los buenos presagios del primer gobierno, ya que comenzó un período de crisis que se agudizaría con la oposición, más tarde con la Iglesia.

EL SEGUNDO PLAN QUINQUENAL

Contrariamente a lo que había sucedido en el primer gobierno y debido también al cambio en la 2presidencia4situación internacional, la política varió substancialmente respecto a algunos principios.

El Presidente presentó en su mensaje a la Asamblea Parlamentaria el Segundo Plan Quinquenal basado en la doctrina peronista que tenía como objetivo fundamental asegurar el desarrollo de la economía social por medio de actividades que consolidaran la independencia económica. Pero, al mismo tiempo, daba importancia a las relaciones extranjeras para lo que el Estado se reservaba el control del comercio exterior con el fin de proteger la producción nacional y lograr intercambios equitativos. El control y la diversificación de los mercados de importación y exportación implicaban la firma de convenios bilaterales.
El Segundo Plan Quinquenal proponía:

  • Incrementar de la producción.
  • Aumentar las exportaciones.
  • Reducir las importaciones.
  • Desarrollar la industria pesada, la línea completa del hierro, del acero y del aluminio.
  • Seleccionar los créditos.
  • Eliminar la mayor parte de los subsidios industriales.
  • Restringir parcialmente el consumo de la población.
  • Aumentar el ahorro.
  • Eventualmente estimular la inversión extranjera.

A nivel económico, si bien el 2º Plan Quinquenal proponía evitar las inversiones extranjeras, Perón se vio obligado a sancionar la Ley de Inversiones Extranjeras que tuvo como objetivo estimular al capital privado extranjero. La venta de los saldos exportables y de compra de los combustibles, materias primas y bienes de capital que requiriera el desarrollo agropecuario, industrial y minero del país quedaban a cargo del Estado.

En 1952 y 1953 aumentaron las exportaciones agropecuarias debido a un período de sequía. El Instituto Argentino de Promoción del Intercambio ? I.A.P.I.- se vio obligado a comprar las cosechas a precio más bajo que el internacional para, de esa manera, obtener recursos y fomentar la industrialización y tuvo que empezar a subvencionar al sector agrario y ganadero.

El poder adquisitivo se fue reduciendo debido al aumento de los insumos industriales y la situación internacional y los salarios que tenían un buen nivel comparativo, comenzaron a sufrir un congelamiento.

Ante la reducción de las reservas, se impuso una restricción al gasto público y un límite de importaciones.

El ritmo inflacionario se desaceleró a fines de 1952 y hubo un aumento de las exportaciones agropecuarias en 1953.

A partir de 1954 se tomaron medidas para reprimir el agio, congelar los precios de los alquileres y así se logró controlar el proceso inflacionario.

Finalmente, luego de muchos esfuerzos, se recompuso la economía del país con el salario en alza con la participación del pueblo.

“CADA ARGENTINO DEBE PRODUCIR LO QUE CONSUME.”
PERÓN PIDIÓ A TODOS LOS ARGENTINOS EL ESFUERZO PARA AUMENTAR LA PRODUCCIÓN, SER AUSTEROS EN EL CONSUMO Y FOMENTAR EL AHORRO INTERNO.

Para recomponer el equilibrio económico con el 50% de responsabilidad del gobierno, el 25% de las cooperativas y mutuales y el 25% de las familias e individuos, Perón le pidió a la sociedad que tomaran recaudos en la economía doméstica contra el despilfarro.

POLÍTICA INTERNACIONAL

La Argentina firmó acuerdos económicos con Chile, Ecuador, Paraguay, Bolivia, Nicaragua, Brasil y después con la Unión Económica Europea con reducción de aranceles aduaneros, liberación de impuestos para algunos productos y créditos entre los países.

Desde 1953 cambió la política respecto a los Estados Unidos y se comenzó a permitir la inversión a capitales extranjeros y se sancionó la Ley de Inversiones Extranjeras -muy cuestionada por la oposición- que tenía como fin lograr la inversión del capital privado en áreas claves de la economía, entre otras, la energética.

TENSIONES INTERNAS

1951 – 1954

El 28 de septiembre de 1951, en plena campaña electoral, el Gral. Benjamín Menéndez encabezó un levantamiento militar que no tuvo éxito, pero sí consecuencias: el Congreso dictaminó el Estado de Guerra Interna que suspendió las campañas y cualquier habitante que fuera sospechoso de conspiración podía quedar bajo disposición del Poder Ejecutivo.

El 4 de junio de 1952, cuando Perón asumió su segundo mandato, solo, sin Vicepresidente porque Hortensio Quijano, su compañero de fórmula, había fallecido el 3 de abril de ese año y recién sería reemplazado en 1954, luego de las elecciones, por el Almirante Alberto Tessaire.

Si bien Evita asistió a su segunda asunción al mando, ya estaba en estado terminal. Su muerte fue un golpe irremediable: el justicialismo quedaría sin el mayor sostén de la política social, el Cnel. Perón, sin su compañera en las buenas y en las malas.

1953 se presentó con una crisis económica y el malestar social se acrecentó con las huelgas de algunos sindicatos aliados como los ferroviarios. La situación de Perón se vio también complicada por los coletazos del escándalo que llevó a la muerte a Juan Duarte.

Todas estas cosas fueron realmente minando la imagen del gobierno. A principios de abril de 1953 empezó una ola de rumores en su contra y en la de su movimiento. Ante esos rumores Perón reunió a los periodistas en la Casa Rosada y defendió su gobierno declarando que tanto él como su gobierno eran víctimas de la maledicencia de enemigos internos y externos, pero eso no lo iba a amilanar.

De inmediato Perón tomó medidas contra la especulación financiera, el agio y la sedición.

El ambiente nacional se iba poniendo cada vez más denso y la C. G. T terminó por llamar a una movilización en defensa del gobierno para el 15 de abril.

La multitud copó la Plaza de Mayo y, cuando Perón empezaba su discurso, todos se vieron sorprendidos por un impresionante estallido: una bomba había sido detonada en medio de la plaza. Y no sólo ahí, en un bar cercano, en la calle Hipólito Yrigoyen explotó otro artefacto. En total hubo cinco muertos y cerca de cien heridos.

Perón siguió hablando y ya su discurso fue otro: podrían tirar todas las bombas que quisieran, hacer circular todos los rumores y difamaciones que se les antojaran, pero “no se saldrán con la suya…”

La multitud se enfureció y empezó a gritar: “¡Perón! ¡Perón!” – “¡Leña! ¡Leña! ¡Leña!…”

Perón continuó: “Decía que es menester velar en cada puesto con el fusil al brazo. Es menester que cada ciudadano se convierta en un observador minucioso y permanente, porque hoy la lucha es subrepticia.”

La indignación causada por la violencia artera de la oposición hizo que algunos activistas reaccionaran también en forma violenta: grupos de la Alianza Restauradora Nacionalista, cuyo líder era Juan Queraltó, y gente que respondía a Alberto Tessaire, entre ellos, el Mayor Jorge Osinde, decidieron ejercer venganza por mano propia y marcharon a la sede del Jockey Club en Florida 559 primero, después a la Casa del Pueblo, sede del Partido Socialista y de la Biblioteca Obrera Juan B. Justo, en Rivadavia 2150, a la Casa Radical en Tucumán 1660 y al Centro del Partido Demócrata en Rodríguez Peña 525. Consecuencia: el incendio de estas instituciones.

Perón volvió a hablar el 1º de mayo en la Plaza:

“Pensemos en los cinco compañeros que hace 15 días perdieron la vida y por ellos hagamos en nuestro recuerdo un lugar para todos los trabajadores en la historia del mundo han muerto luchando por la causa del proletariado.”

De cualquier modo la concordia social se había roto y continuaron las bombas, obra de los opositores activos conocidos como “comandos civiles”.

Acusados sea del frustrado levantamiento, sea del ambiente de sedición, sea por acciones especulativas y agiotistas, algunas personalidades estaban encarceladas, entre ellos, Alejandro Agustín Lanusse, que había participado en el levantamiento frustrado de Menéndez, sus hermanos Alberto Rómulo Lanusse, Ernesto Lanusse, Patricio Cullen, Francisco Elizalde, Marcelo de Álzaga, Emilio de Álzaga, Guillermo Sansot, Adolfo Ernesto Holmberg, Jorge Raúl Fausón Sarmiento -todos de la oligarquía argentina que desde el principio se había opuesto a Perón y alentaba las acciones contra el gobierno-, los socialistas Carlos Sánchez Viamonte, Alfredo Palacios, Emilio Carreira, Nicolás Repetto, Juan Antonio Solari, Arturo Orgaz, Isidro Gabriel, Federico Pinedo, los radicales Roque Carranza, Ricardo Balbín.

Luego de un tiempo algunos fueron liberados: Sin embargo los ánimos sociales estaban cada día más enardecidos como si se fuera a desatar una tragedia griega…

Y se desataría…

Recibí todas las noticias en tu email

Dejanos tu email y no te pierdas ninguna de nuestras notas, te las enviamos todas para que puedas leerla en la comodidad de tu correo.

Listo, no tienes que hacer nada más!